The Best Finance

Lo que debes saber si piensas solicitar un préstamo on-line

Mitos y Verdades sobre el Buró de Crédito y requisitos habituales

Enviado el Sáb 17/10/2020 – 17:00

Cuando se piensa en buscar financiación rápida para emprender, cubrir un gasto inesperado, saldar una deuda o incluso para llegar a fin de mes; la mayoría de las personas suponen que deben cumplir determinados requisitos inamovibles, sin los cuales no podrán jamás lograr obtener ese dinero que tanto necesitan.

Así, existe una extendida creencia de que hace falta contar con un trabajo estable y/o con documentación de cierto tipo que avale la existencia de una fuente de ingresos fijos mensuales.  Se da por sentado también que estos ingresos deben alcanzar un cierto monto o nivel mínimo para poder acceder a la financiación esperada. 

De igual forma, existe la firme convicción de que si alguien figura en el Buró de Crédito se cierran para él o para ella “de una vez y para siempre”  todas las puertas y oportunidades, y que acceder a un préstamo -en estas condiciones-  sería poco menos que una “Misión Imposible” para cualquier ser humano.

Lo cierto es que muchas veces -por este tipo de ideas pre-establecidas- dejamos pasar oportunidades, caemos en la desesperación y no nos damos cuenta que hay soluciones al alcance de nuestra mano.

En este post, vamos a desmitificar muchas de estas ideas. 

Te contaremos que hay y no hay de cierto en todo esto y cuáles son las posibilidades que brinda hoy el mercado on-line.  

Conocerás todo lo que necesitas saber antes de solicitar un préstamo y podrás tomar decisiones basadas en información y no en suposiciones. 

Comencemos…

 
¿Es realmente el Buró de Crédito una Lista Negra? 

Como ya adelantamos el Buró de Crédito es visto por la mayoría de los mexicanos, como una “Lista Negra” a la cual temen pertenecer.   

Su nombre se ha hecho cada vez más impopular a causa del temor o el riesgo que supone “caer” en él por una o más deudas impagas o atrasos sostenidos en las mismas.   

Quién de nosotros no ha escuchado al menos alguna vez:  “el Buró es la lista negra donde están todas las personas que no pagan”  o  “cuidado que si dejas de pagar tus tarjetas te van a meter en el Buró”? 

Lo cierto es que aunque la mayoría las personas – muchas veces sin saberlo- ya nos encontramos en el Buró de Crédito,  no siempre se tiene una idea certera de lo que esto significa en realidad y los efectos,  consecuencias y hasta posibilidades -que estar o no estar-, puede reportar.

Lo primero que debes saber es que el Buró de Crédito es una empresa privada no gubernamental que opera en México. Es una Sociedad de Información Crediticia, cuya finalidad es reunir datos: mantener un registro de personas o empresas que han adquirido un préstamo o deuda y su conducta y comportamiento en el pago de los mismos.  

No cobra tus deudas! 

No aprueba tus préstamos, ni tampoco los  rechaza! 

No boletina! 

Su propósito no es -ni más ni menos- que el de gestionar los riesgos de las entidades crediticias o financieras y lo hace del siguiente modo:

Cuando una persona/empresa solicita un préstamo de consumo, o de cualquier otro tipo o simplemente realiza una compra con una tarjeta de crédito, se abre un expediente en el Buró y figura allí  a partir de ese momento (no porque deja de pagar por algún motivo). 

Esto es porque en este registro se encuentran todas aquellas personas que tienen o han tenido alguna actividad crediticia y no solo aquellas que han sido morosas.

Las entidades bancarias y financieras, le reportan mensualmente al Buró información sobre los préstamos otorgados y los historiales crediticios de sus usuarios; es decir sobre su comportamiento: si han sido cumplidos o no al pagar sus cuotas y saldar su deuda.  

Así, en el Buró aparece la información de las personas o empresas que han tomado créditos para el consumo, automotriz/prendario, empresarial o hipotecario, tarjetas de crédito o departamentales, servicios de internet o televisión prepaga, etc.

Dependiendo de la manera en que se estos usuarios se han comportado se les otorga una calificación o score de crédito que puede ser consultado por las instituciones financieras. 

Esto les permite a estas entidades conocer a la gente y evaluar que producto financiero se adecua a su capacidad de pago sin riesgo a caer en mora. 

Este score o puntaje se va generando mensualmente y se ve reflejado en una escala que va desde los 400 a los 850 puntos. Cuando más alto sea el puntaje es demostrativo de una situación crediticia más sana y por ende más favorable al solicitante del crédito.

¿Es entonces positivo o negativo figurar en el Buró? 

Puede afirmarse entonces que lejos de ser una “Lista negra”,  es nuestra “Carta de Presentación” ante el Universo del Crédito.

Es el lugar donde las empresas financieras o crediticias tradicionales revisarán previamente, antes de concedernos un préstamo, para saber claramente con quien están tratando.   

Por eso -lejos de lo que normalmente se supone- estar en el Buró de Crédito, no necesariamente se trata de algo negativo. 

Es más, muchas veces sumamente positivo, ya que demuestra que has sido capaz de cumplir con las obligaciones contraídas anteriormente en tiempo y forma. 

Cuánto más sana sea tu historia de crédito serás más atractivo para los otorgantes de préstamos. Podrán ver que eres un pagador cumplido y eso les reportará confianza en ti. Crecerán las posibilidades de obtener nuevos financiamientos o aumentar tu línea de crédito. 

Dependerá de ti tener o no una buena reputación y mantenerte al tanto de cómo ésta evoluciona.

Por otra parte debes saber que cuando NO estás en el Buró es  igual a no tener un historial crediticio. Esto, aunque no lo creas,  puede resultarte perjudicial si en algún momento de tu vida necesitas hacer una gran inversión o cubrir algún gasto muy fuerte para el que no te encuentras preparado.

Si nunca has solicitado un crédito, no tendrás actividad reportada en el Buró y las entidades financieras no sabrán tu comportamiento económico…

Es decir que estar en él sistema puede abrirte las puertas a nuevas y mejores oportunidades de obtener más y mejores servicios financieros.  

Prestamos inmediatos sin Buró 

No obstante, debes saber que -si por cualquier circunstancia de la vida- descubres que tienes una mala calificación o puntaje  -si bien te puede complicar el acceso al crédito a la manera tradicional- esto NO IMPIDE que puedas acceder a otro tipo de préstamos.

Existen los llamados “prestamos sin buró” o “préstamos  inmediatos”.

Este tipo de préstamos no sólo son de gran ayuda para aquellos solicitantes que tienen un mal historial crediticio  (porque como dijimos se atrasaron en el pago de una deuda, fueron reportados de manera negativa y  su score es demasiado bajo)  sino también para aquellas personas que no tienen un historial, es decir, nunca han tenido una tarjeta o préstamo y por lo tanto no hay información disponible para comprobar si son buenos o malos clientes. 

También suelen ser muy solicitados por aquellas personas que no tienen recibo de sueldo, no pueden demostrar sus ingresos o simplemente necesitan dinero rápido.  

Esto es porque este tipo de préstamo suele ser muy flexible,  ya que no se necesita disponer de un sueldo, nomina, aval o garante para poder acceder a él; lo cual hecha por tierra también otras de las creencias más comunes que vimos al iniciar este post.

En todos estos casos, las financieras que prestan dinero sin Buró, son una alternativa rápida y sencilla, pues permiten acceder a los préstamos en el mismo día en que se solicitan .

En la actualidad los préstamos personales sin buró y sin comprobante de ingresos, son uno de los productos financieros más populares y las solicitudes cuentan con altos niveles de aprobación, (normalmente por encima del 90%), lo que no ocurre con los préstamos tradicionales.

Esto es porque se necesitan mínimos requisitos para que sean otorgados, habitualmente los siguientes:

  • Ser mexicano/a mayor de 18 años 
  • Residir en el país 
  • Tener una cuenta en un banco de México ( donde recibes el dinero solicitado)
  • Correo electrónico 
  • Número de celular 
  • CURP
  • Rellenar un formulario on-line
 

Una gran ventaja – más en estos tiempos- es que estos créditos pueden tramitarse totalmente on-line – desde una pc, tablet o smartphone- , sin necesidad de hacer colas o recurrir a ninguna oficina.

No requieren anticipos para ser otorgados y  suelen ser muy rápidos, ya que en menos de 24 hs  ( a veces sólo demora 15 minutos) puedes contar con el dinero depositado en tu cuenta.  

Si quieres conocer más información y opciones sobre préstamos inmediatos puedes ingresar aquí.

FINANCE TIPS:

Es muy recomendable que periódicamente solicites tu reporte en el Buró de Crédito. Debes saber que por Ley puedes hacerlo “sin cargo” una vez a año.

Así conocerás cuál es tu puntaje o tu estatus y podrás detectar además si existen errores, pagos mal reportados (o no reportados directamente),   préstamos en tu nombre que no has solicitado o deudas que no has contraído y que pueden estar afectando negativamente en tu historial crediticio sin justificación alguna.   

 

Requisitos habituales para un préstamo inmediato
  • Ser mayor de 18 años 
  • Residir en el país 
  • Tener una cuenta en un banco de México ( donde se te efectuará la transferencia del dinero solicitado)
  • Correo electrónico 
  • Número de celular 
  • CURP
  • Rellenar un formulario on-line.-